jueves, 4 de febrero de 2016

Uganda anula la ley contra la homsexualidad y dificulta más las cosas



En Uganda, el Tribunal Constitucional ha anulado resistente anti-gay de la legislación promulgada en febrero.
Se descartó que el proyecto de ley fue aprobado por los Diputados en diciembre sin el requisito de quórum y, por tanto, era ilegal.

Los actos homosexuales ya eran ilegales, pero la nueva ley permite para cadena perpetua por "la homosexualidad agravada" y prohibió la "promoción de la homosexualidad". Varios donantes han de cortar la ayuda a Uganda desde que la ley fue aprobada. Ya ni tan siquiera se pueden ver videos como www.videospornogay.name/sexo-gay libremente.

La ley de Uganda ha sido abatida... ahora muerto como un clavo de la puerta

domingo, 31 de enero de 2016

Ley de Matrimonio




Una ley para todos y todas

Por primera vez en la Argentina, el Congreso de la Nación debate sobre los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) y sus familias. Desde hace mucho tiempo estas personas forman parejas, conviven, tienen hijos y eligen un futuro en común. Es hora de que el Estado reconozca a todas las personas los mismos derechos con los mismos nombres.


¿Qué es la Ley de matrimonio para todas y todos? 

Es una ley que permitirá el acceso al matrimonio para todas las personas, más allá de su género u orientación sexual, otorgándoles los mismos derechos y obligaciones que a las demás. Para esto, simplemente se reemplazarán las palabras «hombre y mujer» por otras como «cónyuges» o «contrayentes» en algunos artículos del Código Civil. Este proyecto ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados. 

¿Es constitucional permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo? 

El artículo 16 de la Constitución Nacional garantiza que «todos los ciudadanos son iguales ante la ley». También los tratados internacionales de derechos humanos incluidos en nuestra constitución, reconocen el derecho a contraer matrimonio y formar una familia. Si algunas personas pueden casarse con quienes aman y otras no, se viola la igualdad, pues la base del matrimonio es el amor. Por este motivo, la actual prohibición es inconstitucional, como lo han interpretado ya varios magistrados. 

¿Por qué matrimonio y no unión civil? 

Las alternativas que se proponen como «unión civil» o «enlace civil», no garantizan todos los derechos que se obtienen con el matrimonio. Y aun cuando se les diera a estas parejas exactamente los mismos derechos, ¿cuál sería el sentido de llamar distinto a algo que es igual, sino mantener vigente la discriminación? Sólo los mismos derechos con los mismos nombres garantizan la igualdad ante la ley, y abren el camino hacia la igualdad social y el fin de la discriminación y la violencia.

miércoles, 27 de enero de 2016

La orientación sexual



Mucho se habla a veces de la orientación sexual, o dicho en otras palabras, la tendencia sexual o la inclinación sexual de cada uno de nosotros.  Normalmente nos referimos a esto cuando pensamos hacia qué tipo de personas (género) nos sentimos atraídos. Esta atracción puede ser de muchos tipos: sexual, física, emocional, amorosa o incluso erótica. Una persona puede ser heterosexual pero sentir una atracción muy fuerte por personas de su mismo género que estén realizando alguna acción concreta o que lleven algo puesto que les haga vibrar. O ver vídeos del sexo opuesto que nos hagan excitarnos, como los de www.vpornogratis.xxx/castellano

Sobre gustos no hay nada escrito, y sobre tendencias y gustos sexuales la verdad es que la cosa es tan complicada que es bastante imposible definir la cantidad de opciones existentes.

Tipos de orientación sexual


Para hacer fácil su estudio, a lo largo de la historia se han definido tres grupos de tendencias: en primer lugar tenemos la heterosexualidad, que es cuando las personas se sienten atraídas por el sexo opuesto al suyo (es decir, hombres para mujeres, mujeres para hombres). En segundo lugar tenemos la homosexualidad, que es cuando nos sentimos atraídos por personas de nuestro mismo género (es decir: mujeres hacia mujeres y hombres hacia hombres). Por último, y siendo una tendencia cada vez más en alza, tenemos la bisexualidad, que es cuando nos podemos sentir atraídos indistintamente por personas tanto de nuestro sexo como del sexo opuesto. Hay quien afirma que, en el fondo, todas las personas somos bisexuales pero no nos atrevimos a confesarlo.


Claves para el debate de la Ley para Gays y Lesbianas




  •  El matrimonio entre dos personas del mismo sexo ya es una realidad en la Argentina. La justicia ya se ha expresado a favor y permitió que se lleven a cabo cinco matrimonios; la Corte Suprema de Justicia fallará pronto también en este sentido.

  •   Mientras no se apruebe la Ley de la Igualdad, seguirá habiendo matrimonios LGBT, pero las personas deberán pasar por un proceso judicial que genera gastos materiales y daños morales innecesarios.

  •  Mientras que las parejas porteñas tienen grandes posibilidades de casarse por vía judicial, en provincias donde los sectores conservadores tienen mucho peso esto es casi imposible. Quienes se oponen a la igualdad sólo lograrán acentuar la discriminación, que ya no será sólo por orientación sexual, sino por procedencia geográfica. 

  •  Esta ley no modifica la situación actual de la adopción, pero sí permitirá que todos los chicos que hoy tienen dos mamás o dos papás tengan los mismos derechos que los demás.

  •   Cada vez que alguien se oponga «en defensa del interés superior del niño», es muy importante preguntarle cómo piensa proteger a los hijos de familias homoparentales. 

  •  Esta ley no modificará en absoluto la situación de las parejas heterosexuales, ni forzará a ningún credo a reconocer estas uniones.